martes, 12 de mayo de 2009

Sintesis de La solidaridad de la población en realidad fue toma de poder

La ciudad de México sufrió, el jueves 19, un trágico despertar. Un temblor de 8 grados en la escala de Mercalli. Hubieron daños de muchos tipos: muertos, heridos, desaparecidos, damnificados, edificios públicos, privados y casas habitacionales destruidas, inmuebles en peligro de caer, interrupción en el servicio de agua y energía eléctrica, y teléfonos, fugas de agua y gas, levantamiento s de pavimento en las calles y la paralización total del servicio de transporte colectivo.
La secretaría de defensa de la marina y de la defensa nacional declararon a la Ciudad de México como zona de desastre. El entonces presidente, Miguel de la Madrid dio una vuelta en helicóptero y en autobús y declaró que la parte más damnificada era la del centro de la ciudad.
Se estimaba que los damnificados superaban la cifra de 5’000 y de las personas que habían perdido la vida no se tenía cifra pero se esperaba que fueran más de 6’000.
Barlett Díaz informó que el epicentro fue en las costas de Michoacán y Guerrero a las 7:19 horas.
Después de esto la Ciudad quedó incomunicada del resto del país y del extranjero.
Los inmuebles más afectados fueron: el edificio Nuevo León, en Tlatelolco; los hoteles Regis, Versalles, Continental, Principado, Romano y Montreal; los hospitales Juárez, 1ro de Octubre, Centro Médico, Hospital General, Clínicas del ISSSTE, IMSS y SSA; Televisa, las secretarías del Trabajo, de Programación y Presupuesto, Agricultura, Comercio, Hacienda, el departamento del Distrito Federal, Fonatur, Consaupo, Conalep, Teléfonos de México, Procuraduría de justicia del Distrito Federal, Comunicaciones y Transportes, Marina, CNOP y algunas estaciones del metro.
La ayuda llegó horas después empezando por Cuba, y después los presidentes de Francia, Venezuela, España, Colombia y Nicaragua.
El viernes 20 hubo otro temblor de 6.5 en la escala de Richter que provocó nuevos derrumbes, pero aún la parte más afectada fue el centro de la ciudad.
Habían muchas fugas de gas que hacían a la gente entrar aún más en pánico pues era demasiado riesgoso.
El presidente, Miguel de la Madrid declaro “la capital de la República no está arrasada, la mayor parte sigue en pie”, “al igual que la mayoría de sus habitantes” (concluye Carlos Monsivais)
La gente empezó a ser solidaria, los taxistas y peseros transportaban de manera gratuita a damnificados y a familiares de afligidos, plomeros y carpinteros aportaron seguetas, picos y palas; los médicos ofrecieron por doquier sus servicios; las familias entregan víveres, cobijas, ropa; los donadores de sangre se multiplicaron y los buscadores de sobrevivientes aumentaban de civiles que se ofrecían a ayudar.


"la solidaridad de la población en realifad fue toma de poder" en Proceso del 23 de septiembre de 1985, No. 464.

"Una vida que nació dos veces"

"Eran las 4:20 de la madrugada del viernes, De pronto, los potentes reflectores que iluminaban la oscura área apuntaron al sitio donde un cuadrilla de salvamento solicitaba una camilla. Entre los escombros de lo que fue la Unidad de Gineco-Obstetricia del Hospital General se había rescatado a un bebé. Estaba vivo. Una ambulancia lo transportó al Hospital de Petróleos Mexicanos en Picacho.
Este rescate fue como una inyección de fuerza para unas 1’000 personas –médicos, enfermeras, ejercito mexicano, policía preventiva y auxiliar y voluntarios—que desde las 8 de la mañana se concentraron en ese lugar para intentar salvar a los que habían quedado sepultaos bajo toneladas de concreto [...]"


"la primera noche" en Proceso, Carlos Monsivais, ej. 23 septiembre 1985, no. 464.

miércoles, 22 de abril de 2009

Justificación

Integrantes:
Laura López,
Triana Martínez,
Raymundo Mejía, 4020
Mariana Rivero

Tema: El terremoto del ’85

Justificación:

¿Por qué lo escogimos?

-Creemos que fue un evento que cambió la vida de muchos ciudadanos mexicanos, hubo varios muertos, muchos perdieron sus casas, algunos monumentos cayeron y tuvieron que ser reconstruidos como el ángel de la independencia y murieron varios personajes importantes de México.

Nuestros objetivos

-Conocer más sobre el tema, saber mucho sobre los lo que pasó en la ciudad y en el mundo ese día, concientizar nos, conocer sus razones, sus cómos y sus porqués.

-Entrevistar a personas que estuvieron en el terremoto y que nos cuenten de sus experiencias.

-Que las personas tomen en cuenta este suceso como un suceso importante para México, para el mundo y para las ciencias.


Preguntas:

-¿Qué causó el terremoto?
-¿Cuánto tiempo duró?
-¿Cuál fue su intensidad?
-¿Cuántos murieron?
-¿Quiénes murieron? (personas importantes)
-¿Qué monumentos y edificios importantes cayeron?
-¿Qué pasó ese mismo día en otros lados del mundo?
-¿Cómo, en qué sentidos, afectó a las personas?

lunes, 20 de abril de 2009

Información General del Terremoto

Las cifras oficiales informan que el saldo fue de 6 mil muertos y 10 mil heridos, sin embargo, datos extraoficiales estiman que hubo más de 10 mil muertos y más de 30 mil afectados.
Más de 50 mil familias perdieron sus hogares. Los daños se dieron en su mayoría en el centro y en el occidente de la Ciudad. Fueron 13 instalaciones hospitalarias que tenían seis o más pisos las que quedaron destruidas total o parcialmente. La mayoría pertenecía al IMSS y al ISSSTE. El Terremoto ocurrió el 19 de Septiembre de 1985 a las 07:19 a.m. con una magnitud de 8.1 grados en la escala de Richter, cuya duración aproximada fue de poco más de dos minutos, superando en intensidad y en daños al terremoto registrado el 28 de julio de 1957 también en la Ciudad de México.
El epicentro se localizó en el Océano Pacífico, frente a las costas del estado de Michoacán, muy cerca del puerto de Lázaro Cárdenas. Además, el sismo de septiembre de 1985 generó un maremoto, que es el primero que se ha registrado y observado científicamente en México. El fenómeno se conoce técnicamente como "TSUNAMI" y se registró en las playas de Lázaro Cárdenas Michoacán.
Se unieron al rescate; el ejército, policías y gente de todo el país, ya al siguiente día (21 de septiembre) llegó ayuda de otros países expertos en búsqueda y rescate, dejando una cifra de muertos muy alta.

Carta a Portugal

Durante el temblor mi madre se encontraba en Portugal, no tuvo comunicación alguna con sus familiares durante 11 días, en las noticias de Portugal aparecía que la mitad del Distrito Federal estaba destruída. Por un radioaficionado en Inglaterra se enteró a través de la embajada de México en Portugal que toda su familia estaba bien, y que los daños, aunque enormes, no había sido de la magnitud que los noticieros internacionales habían divulgado. A principios de Octubre mi madre recibió una carta de una persona muy querida en la que le explicaba las condiciones y los daños ocurridos en la ciudad.
Cito fragmentos de la carta:

“Más de 1200 edificios destruidos, otros dañados irreparablemente sobre todo en zonas como mi querido Centro, Tlatelolco, Roma, Juárez, Doctores, el sismo se cebó con gran crueldad; el Hospital Juárez, varios Hoteles, la Biblioteca Nac., cines […] (nuestras colonias resultaron prácticamente ilesas) el Edificio del Pri (simbólico ¿no?).
Sin embargo la medida del hombre se da en los momentos difíciles y peste pueblo nuestro ha rebasado, con creces, la respuesta de entereza y valor ante la tragedia. Debemos sentirnos orgullosos de ser parte de él, un pueblo vivo donde aún queda lugar para la solidaridad humana, la entrega, el heroísmo, la paciencia, la tenacidad y el ingenio ante la carencia. […] España ha sido como una hermana, otros países como los latinoamericanos y muchos europeos, asiáticos, EE.UU. han estado a la altura.”